Darse tiempo para digerir cada experiencia

“Con el espíritu sucede lo mismo que con el estómago: sólo puede confiársele aquello que pueda digerir”

Winston Churchill

La vida actual exige hacer las cosas con mayor rapidez. Vamos de una situación a otra, por ejemplo, en las relaciones amorosas y en los empleos, sin procesar adecuadamente la experiencia anterior. Algunas situaciones pueden ocurrir abruptamente, como es el caso de un accidente o de la muerte de alguien querido. Nos toman por sorpresa. Ante lo inesperado y ante el cambio es necesario detenerse y evaluar lo sucedido, tomarse el tiempo para asimilar y nutrirse de cada experiencia.

Pero hacer un alto y recapacitar sobre lo acontecido no sólo es útil para procesar cuestiones emocionalmente intensas. El proceso de vivir es parecido al proceso de comer, idea en la que se basan algunos de los principios de la Terapia Gestalt. Las experiencias de la vida diaria pasan por fases similares a comer, masticar, digerir y eliminar.

ice-375361_1280Comer es entrar en contacto con el alimento que nutre al organismo. Vivir es entrar en contacto con una nueva experiencia que enriquece la existencia. Comer es descubrir diferentes sabores, para así distinguir los que nos gustan de los que nos desagradan. Vivir es exponernos a variadas condiciones, para reconocer lo que es nutricio de lo que es dañino, para identificar las actividades y personas que nos energetizan de las que nos drenan de energía.

Las cosas difíciles de la vida pueden parecer dramáticas y difíciles de digerir al principio. Y es muy importante darse el tiempo para asimilarlas correctamente. Hay quienes evitan pensar en lo ocurrido, se instalan en la negación. Otros se enfrascan inmediatamente en una nueva relación. Unos más se pierden en el trabajo, la televisión o las distracciones, sin tomar en cuenta que hay que procesar y vivir conscientemente cada evento.

Masticar es triturar los alimentos con los dientes. Durante este proceso, le tomas gusto a la comida y decides si la engulles o no. De igual forma puedes hacer con cada situación vivida: desmenuzarla y elegir qué aprendizajes conservar, qué ideas o recuerdos desechar y cuáles creencias modificar. En ambos casos, tienes que desintegrar cada bocado.apple-15687_1280

Tómate el tiempo necesario para masticar el asunto, por ejemplo, la ruptura de tu relación o un cambio de empleo. Esto no significa que debas detener tu vida para hacerlo. Date un tiempo para analizar el asunto. Algunas vivencias pueden requerir de la ayuda de un terapeuta. Toma en cuenta que cada quien necesita diferentes periodos para asimilar sus vivencias y que éstas afectan a cada uno de manera diferente.

Digerir es transformar los alimentos en sustancias que el organismo asimila para la nutrición. Pero digerir también es meditar cuidadosamente una cosa para entenderla o llevarla a la práctica. Se nos recomienda reposar la comida para así ayudar a la digestión. De igual forma es recomendable que permitas que las emociones y pensamientos derivados de cada experiencia se asienten en tu mente y corazón. Entre más relevancia tenga en tu vida lo experimentado, más información será necesario procesar y más tiempo necesitarás para digerirla. Por ejemplo, no es lo mismo procesar un despido después de un año de trabajo que la jubilación.

Eliminar es expulsar del organismo una sustancia. Permanecer demasiado tiempo absorbiendo los alimentos, sin movilidad, puede causar indigestión. En el caso de una crisis, o de la adversidad, es recomendable, una vez extraído el aprendizaje, continuar en movimiento. Está bien tomarse el tiempo para asimilar lo vivido, pero dedicarle atención en exceso equivale a rumiar, masticar por segunda vez el alimento que ya estuvo en la panza. Rumiar es darle vueltas a cada experiencia una y otra vez, refunfuñar, sin verdaderamente digerirla y sin pasar a la siguiente fase del proceso, en la que se asimila lo útil o se elimina lo inútil. En el caso de un rompimiento amoroso, por ejemplo, se puede asimilar el aprendizaje interior y eliminar las actitudes dañinas hacia la pareja.

Tomarte el tiempo para que tu organismo y tu mente se adapten y asimilen las experiencias vividas te ayuda a evitar:

  • Rencores, sentimientos no expresados, dolor y enojo, que, al igual que los alimentos no digeridos adecuadamente, se acumulan en alguna parte del organismo por largo tiempo.

  • Sentimiento de estar en deuda con el otro, por lo general asociado a la culpa.

  • Venganzas no llevadas a la práctica, que al final se convierten en resentimiento.

  • Gratitud y reconocimientos no expresados, que nos dejan con una sensación de inquietud.

  • Sentido de deshonestidad, por no ser capaces de admitir la propia responsabilidad.

  • Enojo no expresado ni elaborado, que se puede convertir en ansiedad, depresión o enfermedades de origen psico-emocional.

  • Situaciones inconclusas, aquellos problemas no resueltos que no se dejan atrás. Hay que eliminar lo inservible y sacar el mayor provecho a lo nutricio y reconstituyente.

Nuestro organismo sabe qué partes de los alimentos debe conservar y cuáles debe eliminar porque ya no son de utilidad. De igual forma, después de extraer el aprendizaje de una experiencia vivida, la mente desecha lo que no es nutricio y conserva lo sustancioso. En compañía de un psicólogo o terapeuta es posible aprender, entre otras cosas, a digerir lo que vamos viviendo día a día. De esta manera podemos evitar una “congestión mental y emocional”.

Comparte este post con tantas personas como quieras. En la sección de comentarios aquí abajo, escribe tus opiniones. Utiliza la opción que se encuentra en la parte superior de la página para compartir este texto en Facebook y otras redes sociales. cafe-569349_1280

5 comentarios en “Darse tiempo para digerir cada experiencia

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s